Eddie Hamilton

Editor cinematográfico

Chung se hizo un nombre como fotógrafo de noticias y, hace poco, como camarógrafo. Como fotógrafo del personal y profesional independiente de The Guardian, cubrió las noticias de Irak en 2003, Indonesia después del tsunami en 2004 y Pakistán, devastado por el terremoto en 2006. Si bien es posible que Chung no haya convertido su título de Geografía en una carrera profesional, su formación académica desde luego no ha hecho ningún daño en una vida dedicada a recorrer el mundo con una cámara.

eddie-hamilton

"Eliges el tipo de viaje y manipulación emocional que deseas tener. Lo que hacemos, como narradores y en particular como editores cinematográficos, es intentar y asegurarnos de que obtengas esa experiencia."

Además de trabajar con Matthew Vaughn en la película “Kingsman: Servicio secreto” y su secuela, el legendario editor cinematográfico Eddie Hamilton también editó Misión: Imposible - Nación Secreta, X-Men: primera generación, Kick-Ass, entre muchas otras. Compara su trabajo con el arte culinario: “Si filmar es reunir ingredientes, entonces editar realizar una preparación y cocinarla”.

Una película promedio generará más de 250 horas de material en crudo. El trabajo de Eddie consiste en sintetizar este material en tan solo dos horas, lo que atrapará a los espectadores y no los dejará ir hasta el final. Desde la perspectiva de Eddie, “Compras una experiencia emocional cuando compras una entrada para una película. Eliges el tipo de viaje y manipulación emocional que deseas tener. Lo que hacemos, como narradores y en particular como editores cinematográficos, es intentar y asegurarnos de que obtengas esa experiencia. Es extremadamente difícil realizarlo con éxito”.

El viaje de Eddie Hamilton hacia la cinematografía comenzó a los siete años, cuando, como tantos otros niños, se enamoró de Star Wars. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de esos niños, Eddie prestaba atención a los créditos finales y se dio cuenta de que se necesitaban muchas personas para hacer una película, cientos de ellas, cada una realizando un trabajo diferente.

“Cuando tenía 17”, dice, “me di cuenta de que la edición era una parte esencial del proceso. Descubrí que la combinación de la narración y la tecnología atraía mi personalidad. No me importaba estar solo en una habitación trabajando durante horas. La edición es un trabajo solitario la mayor parte del tiempo, y extremadamente colaborativo en otras ocasiones. Esa combinación de ser un nerd y de amar las computadoras, pero también de amar la narración y en especial la producción cinematográfica me atrajo”."

A diferencia de muchos de sus colegas, Eddie se especializó en psicología en lugar de cine. En su tiempo libre solo se dedicaba a editar películas de estudiantes y programas de televisión. Después de la universidad, consiguió un lugar en un centro de posproducción y aprendió a usar por su cuenta Avid Media Composer y todo su hardware asociado. Luego, Eddie comenzó a editar películas independientes de bajo presupuesto mientras pagaba las cuentas con trabajos de edición independientes, y poco a poco su carrera y experiencia fueron creciendo.

gteam-page-eddie-hamilton-1200x1200-image1
gteam-page-eddie-hamilton-1200x1200-image2
gteam-page-eddie-hamilton-1200x1200-image3
gteam-page-eddie-hamilton-1200x1200-image4

“Se necesitan 10 000 horas, unos cuatro años de trabajo, para llegar a un punto en el que la tecnología se vuelve invisible y puedes concentrarte solamente en contar historias”, dice. “Me ha llevado más de 20 años llegar a este lugar, donde me llaman para trabajar en “Mission: Impossible'."

En el set, Eddie extraerá los archivos QuickTime de QTAKE, los transcodificará en archivos MXF de Avid y los almacenará en su G-RAID de 8 TB con Thunderbolt de G-Technology. Desde allí, transporta el G-RAID de vuelta a su sala de edición y carga el nuevo material en una solución RAID de 48 TB compartida con otros siete editores asistentes. A partir de ahí, el equipo de edición trabaja en Avid Media Composer para cortar y dar forma a la historia emergente.

En un rodaje de cuatro meses, Eddie podría repetir este proceso 60 veces, confiando en que su G-RAID transferirá más de 6 TB desde el set hasta la sala de edición. Eddie se queda con el G-RAID por su velocidad de transferencia ultrarrápida Thunderbolt 2, su resistencia para tareas pesadas en entornos difíciles de set, sus discos duros extraíbles y su confiabilidad. También aprecia la configuración inmediata de G-RAID con Thunderbolt en RAID 0 (intercalado) y su tamaño de solución de almacenamiento compacto, en especial cuando trabaja desde un equipo portátil en una ubicación remota. Con casi 30 G-RAID en su colección, que abarca cuatro años de edición de proyectos, Eddie todavía no ha experimentado ni una sola falla con la familia de discos. Esto no fue así con otras marcas que ha probado.

"A veces, durante el trabajo, los electricistas cortan la electricidad antes de que hayas tenido tiempo de apagar tu computadora. La computadora portátil tiene una batería, pero el disco se muere y a veces se estropea. Eso me pasó a veces, y ese momento en particular me costó horas de trabajo. Sin embargo, nunca he perdido datos en esa situación con los discos de G-Technology. Son muy confiables. Me siento tranquilo porque sé que los discos estarán bien si falla la electricidad. Para la pequeña diferencia de precio que se paga entre una unidad barata y una costosa, esa tranquilidad lo vale cuando se trabaja de manera profesional. La pérdida de tiempo cuesta mucho dinero en esa situación. Básicamente, esa es la razón por la que las unidades de G-Technology se han convertido casi en un estándar en la industria cinematográfica para trabajar en lugares difíciles”.

Eddie aspira a trabajar en películas similares a “Star Wars”, “Parque jurásico” o “Jungla de cristal”; películas que resisten la prueba del tiempo y contribuyen a la historia de narración humana. Al final, sin embargo, nada importa más que un trabajo bien hecho y saber que el trabajo resistirá la prueba de muchos, muchos años. Eddie, también, compra la experiencia que desea tener.

Los miembros de G-Team son líderes en sus respectivos campos, quienes utilizan los productos G-Technology en sus vidas laborales diarias. Se compensa a los miembros de G-Team por su participación.

Los discos duros externos de G‐Technology funcionan como un elemento de una estrategia general de copia de seguridad. Se recomienda que los usuarios tengan dos o más copias de sus archivos más importantes guardadas o almacenadas en dispositivos diferentes o en servicios en línea.

Más embajadores de G-TEAM

© 2019 Western Digital Corporation o sus empresas afiliadas. Todos los derechos reservados.