lindsay-adler-mobile-g-team-3-1

Lindsay Adler

Fotógrafa de retratos y moda

Lindsay Adler es una fotógrafa de retratos y moda radicada en la ciudad de Nueva York. Su trabajo ha aparecido en numerosas publicaciones de fotografía y moda en todo el mundo, lo que incluye Elle, Harper’s Bazaar, Marie Claire y Numero. Un estilo limpio, audaz y gráfico se ha convertido en el sello distintivo de su trabajo, por lo que tiene una gran demanda de clientes en todo el mundo.

Contáctese con Lindsay Adler

Flujo de trabajo

Proyectos destacados

“Todo el mundo tiene una historia acerca de que todas las demás marcas de unidades tienen problemas, pero G-Technology ha funcionado perfectamente para mí”.

“Cuando se está en el set, especialmente en las sesiones de fotos de moda, el tiempo es dinero”, comenta la fotógrafa de moda y retratos de renombre, Lindsay Adler. “A veces tienes que estar tomando fotos hasta el último segundo que tienes en este lugar, el cual has alquilado por muchos miles de dólares. Cuando se acaba el tiempo, debes irte, si no se te factura un importe adicional elevado. Por eso, en el último segundo posible, gritaré “¡hemos terminado!”, para que nuestros pasantes o asistentes guarden todo. A veces tienen que empacar tan rápido que se olvidan de que las unidades están conectadas, entonces estas se estrellan contra el suelo con todo lo que hemos fotografiado ese día. Ellos se paralizan, probablemente pensando que voy a enojarme, pero siempre les digo: “Solo vuelvan a conectarlo, denle un vistazo y asegúrense de que todo esté bien”. Desde que utilizo las unidades G-Technology, todo siempre ha estado bien. Siempre. Solo compro equipos que son durables y confiables por esa precisa razón”.

A los 15 años, Adler comenzó a fotografiar a las personas habituales, hizo sesiones para amigos y familiares, cubrió bodas, fotografió a recién nacidos, a estudiantes de secundaria avanzados, y demás. Pronto, preguntó a todos los fotógrafos profesionales a su alrededor a qué universidad ir y qué estudiar.

Adler recuerda, “cada uno de ellos me dijo que no estudiara fotografía. Que estudiara negocios. Cualquiera puede tomar buenas fotografías, pero se requiere experiencia y conocimiento para llevar adelante un negocio exitoso”.

Tomó la mitad de sus consejos y llegó a la Universidad de Syracuse, donde estudió fotografía y negocios. Sin embargo, no fue hasta casi el final de la universidad que tomó una clase de fotografía de moda. La clase cambiaría su vida. Sabía que había encontrado su pasión. Dedicarse las bellas artes no fue suficiente. Adler ansiaba el desafío extra de tomar la visión de alguien más e infundirle su propio talento y creatividad para generar algo más grande.

Después de estudiar fotografía de moda en Londres, Adler regresó a su casa en el norte del estado de Nueva York para dirigir un estudio de retratos mientras trabajaba para convertirse en fotógrafa de moda en la ciudad de Nueva York los fines de semana. Pasaba sus noches trabajando hombro a hombro en editoriales de modas y bodas. Adler también comenzó a forjar una segunda carrera como instructora.

“Mi enfoque en la enseñanza realmente es ayudar a las personas a ahorrar el tiempo, el esfuerzo y el sufrimiento que yo he tenido que pasar con cualquiera que fuera el tema”, cuenta. “Quiero ayudar a las personas a aprender algo de manera rápida y eficiente para que puedan volver a lo que realmente aman: la fotografía”.

La primera clase de Adler fue “Organización en la era digital”. Fue el primero de muchos cursos que enseñaría sobre administración de recursos digitales. La clase enseña sobre cómo mantener las cosas simples y establecer formas más inteligentes de localizar imágenes y protegerlas con el archivado y las copias de seguridad múltiples. Hoy, ofrece clases en todas las conferencias de fotografía principales en EE. UU. Los temas se han ampliado a creatividad y cómo cultivar técnicas para ser innovador y diferente. Según Adler, el peligro más grande es la autocomplacencia. La gente nunca debe conformarse con sus portafolios o su almacenamiento.

El mejor respaldo

“Cuando me mudé a Nueva York por primera vez, dirigía algunos proyectos”, afirma Adler. “Necesitábamos mucho almacenamiento porque mi director de fotografía estaba filmando con las cámaras RED y la Phantom. Estaba hablando con algunos directores de fotografía y cinematógrafos de alto nivel, y dije: “Realmente no sé qué discos duros son los mejores”. Sin dudarlo, todos dijeron: “Compra un G-Technology. Es lo más confiable”. Fue unánime. Todo el mundo tiene una historia acerca de que todas las demás marcas de unidades tienen problemas en algún momento, pero G-Technology me ha funcionado perfectamente desde la compra de mi primera unidad”.

La calidad y la confiabilidad del producto son las principales prioridades de Adler para su equipo de almacenamiento. También enfatiza la capacidad. Mientras el consejo común es pensar dos veces y disparar una, Adler suele pensar dos veces y disparar diez veces. Adler nota que frecuentemente captura sus mejores fotos durante esos “momentos intermedios” en los que el cabello de la modelo se encuentra en medio de una voltereta o en los que hay una expresión natural fugaz entre las poses.

Esto significa gigabyte tras gigabyte de imágenes raw. Durante años, ha utilizado los productos de G-Technology y por lo general, Adler ha confiado en los pares de G-Drive ev RAW en el campo. (Como regla general, siempre compra dos unidades y se asegura de que una copie a la otra lo antes posible). También agregó el G-Speed Shuttle with Thunderbolt™ 3 a su flujo de trabajo para hacer copias de seguridad de imágenes desde su equipo portátil.

“Es bastante fácil para mí porque no tengo que llevar un gran sistema estorboso al lugar de trabajo para respaldar mis datos”, dice Adler. “Mis asistentes pueden hacer una copia de seguridad de mis archivos. Cuando llego a casa, lo conecto. Lo configuro en modo espejo y tengo todo listo. Es portátil y simple. Básicamente, me permite saltar un paso de mi flujo de trabajo previo”.

Desde la cámara hasta el archivado, Adler fotografía con conexión a su G-Drive ev RAW, el cual duplicará el material de manera automática en una segunda unidad ev. Una vez en casa, hace una copia de seguridad de G-Drive ev RAW en su G-Speed Shuttle con redundancia RAID integrada. En realidad, se hace una copia de seguridad del primer G-Speed Shuttle en el segundo G-Speed Shuttle. Un sistema de copia de seguridad cuádruple no es realmente complicado. Todas las duplicaciones se hacen y administran de manera automática a través de aplicaciones de utilidad de copias de seguridad. Las tomas que son seleccionadas por los clientes o que posteriormente se retocan (quizás un 2 % del total de su volumen de imagen) también se copian en photoshelter.com para el almacenamiento en la nube.

Limpio, audaz, gráfico

Si los métodos de Lindsay Adler suenan un poco extremos, tenga en cuenta que practica lo que predica. La copia de seguridad asidua ha sido parte de su flujo de trabajo desde que comenzó cuando era adolescente. Ella es una de las pocas fotógrafas profesionales “afortunadas” que nunca han perdido una sola imagen de trabajo. Incluso con fallas en otras marcas de unidades, siempre estuvo preparada con copias de seguridad.

Sus prácticas de almacenamiento se alinean con su elección de marca de almacenamiento y su estilo profesional. Su trabajo se enfoca en un solo elemento, un concepto llamativo. Ese elemento cobra vida en la imagen sin fondos que distraen o texturas innecesarias.

“Me gusta describir mi estilo como limpio, audaz y gráfico”.

Estéticamente, a Adler también le gusta el diseño de las unidades G-Technology y cómo se apilan para mantener su ambiente simple y refinado. No promociona marcas específicas a sus estudiantes, pero sí les recomienda que gasten dinero extra para obtener las soluciones adecuadas.

“Especialmente al principio, quieres lo más barato”, comenta Adler, “pero es como usar una cámara o la correa menos costosa. Si la correa de la cámara se rompe, se rompe la cámara. Lo mismo sucede con las unidades. Si la unidad falla, los archivos se pierden. Esa inversión adicional vale la pena para estar más tranquilos”.

Los miembros del G-Team son líderes en sus respectivos campos que utilizan los productos G-Technology en sus vidas laborales diarias. Se compensa a los miembros del G-Team por su participación.

Los discos duros externos de G‐Technology funcionan como un elemento dentro de una estrategia general de copia de seguridad. Se recomienda que los usuarios tengan dos o más copias de sus archivos más importantes guardadas o almacenadas en dispositivos diferentes o en servicios en línea.