vincent-laforet-hero-mobile

Vincent Laforet

Director y especialista en fotografía aérea

Vincent, ganador de tres premios en el prestigioso Festival Internacional de Publicidad de Cannes Lions 2010, es un director y fotógrafo ganador del Pulitzer conocido por su enfoque vanguardista para la creación de imágenes y la narración de historias.

Póngase en contacto con Vincent Laforet

AIR

"Gracias a G-Technology, jamás he sufrido las pesadillas que otras personas experimentaron con otros productos".

La necesidad

Vincent Laforet comenzó a trabajar en la fotografía como muchos otros de su generación: cuando era un joven de 15 años en la escuela que captaba imágenes con una cámara y un solo lente. Incluso en ese entonces, Laforet ya experimentaba con 3D en su computadora Commodore Amiga y aprendía a manejar Photoshop tan bien como para enseñarle a sus profesores. Solo cinco años luego de graduarse en Northwestern con una licenciatura en ciencias, sus representaciones desgarradoras de la vida en la guerra en Afganistán y Pakistán le valieron el premio Pulitzer como parte del equipo del New York Times.

Laforet comenzó a trabajar en el Times como uno de sus primeros fotógrafos digitales, con una cámara Canon réflex digital de 2 megapíxeles. Con la evolución hacia lo digital, llegó un proceso de trabajo completamente nuevo. Ya no se necesitaba tanto tiempo para procesar las imágenes; había llegado la era de la transmisión por banda ancha, que permitía la transmisión y la distribución directamente desde el lugar. Los tiempos de trabajo se acortaron.

"Mientras tomaba fotografías en Torino durante las Olimpíadas (2006), las imágenes eran procesadas en JPEG de baja resolución y transmitidas a Nueva York", dice Laforet. "De hecho, el editor llevaba a cabo la selección en función de ese proceso. Descargaba las imágenes en alta resolución desde mi computadora, en directo, mientras yo fotografiaba. Los medios digitales siempre me han llevado a mí y a otros hacia nuevos procesos de trabajo; a escribir las reglas del juego mientras trabajamos".

Pero, ¿cómo hacen los expertos como Laforet para controlar las demandas de la fotografía en tiempo real? Se resume en tener el equipo necesario para mantener el ritmo de un proceso de trabajo que evoluciona y se acelera de forma constante. Las herramientas deben ser funcionales y de alto rendimiento sin dejar de ser confiables.

La solución

En el mundo profesional, Vincent Laforet tiene la reputación de ser un gran fanático de la tecnología. Laforet admite que ha "probado cualquier tipo de tarjeta inalámbrica que se pueda imaginar". Lo mismo se aplica a las computadoras portátiles Mac, y su lista de dispositivos de almacenamiento se parece a una entrada de enciclopedia, que abarca desde SyQuest, hasta zip, de cinta, flash y discos duros.

"Se trata de estar siempre a la vanguardia de la tecnología, pero sin dejar que esta tome el control", comenta Laforet. "El almacenamiento debe ayudar a hacer mejor el trabajo y, eventualmente, volverse un elemento secundario. Ese es uno de los principales objetivos de la tecnología: que el proceso de trabajo evolucione hasta funcionar tan bien que no debas prestarle atención constantemente. Que simplemente funcione. Porque, si uno se enfoca demasiado en la tecnología o en el proceso de trabajo, no estás haciendo tu trabajo, que es crear imágenes geniales o producir filmaciones que tengan relevancia y cierta conexión emocional con tu audiencia".

"El almacenamiento debe ayudar a hacer mejor el trabajo y, eventualmente, volverse un elemento secundario. Ese es uno de los principales objetivos de la tecnología: que el proceso de trabajo evolucione hasta funcionar tan bien que no debas prestarle atención constantemente. Que simplemente funcione".

La necesidad de Laforet por actualizar su arsenal tecnológico proviene, en gran medida, de los saltos respecto de qué y cómo está filmando. Obviamente, el paso de la fotografía al video necesitó un incremento considerable en el ancho de banda y la capacidad de almacenamiento de datos. Recientemente, el hecho de que Laforet comenzara a filmar con cámaras RED incrementó su necesidad de almacenamiento de forma exponencial. Como empezó a detallar en su blog oficial, filmar en alto rango dinámico (HDRx) con cámaras Epic de RED puede generar un flujo de datos de 6 GB por minuto. Laforet comenta que, habitualmente, utiliza 100 GB de almacenamiento por hora de grabación.

Tradicionalmente, el incremento del almacenamiento que se precisaba para seguir el ritmo de las mejoras en la tecnología de video era bastante lineal. A medida que las resoluciones se incrementaron, la necesidad de almacenar datos se incrementó a un paso proporcional. Sin embargo, recientemente, con la adopción de resoluciones 8K y velocidades de cuadros de hasta 120 fps, las necesidades de almacenamiento de Laforet han crecido exponencialmente. Además, ya no era posible aceptar los métodos antiguos del proceso de trabajo para el manejo del almacenamiento.

"Mi proceso de trabajo siempre implica hacer copias de seguridad de todo el material en una unidad RAID de G-Technology y tener una segunda unidad G-RAID en el set. Cuando terminamos un trabajo comercial, tenemos a dos personas en dos vuelos diferentes en caso de que el equipaje se pierda o sea secuestrado por la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA). No podemos arriesgarnos a tener un trabajo comercial en una billetera, guardado en un puñado de tarjetas flash. ¿Cómo podría explicarle a un cliente que acaba de perder una sesión de USD 600 000 porque alguien perdió su billetera? ¿Qué sucede si descubrimos que una de las tarjetas no funciona? Es por eso que revisamos los archivos de datos a medida que progresamos en el set. Ya sea fotos o videos, siempre tenemos a alguien descargando y revisando todo desde el primer momento para asegurarse de que no haya errores en la cámara o en la tarjeta, y de que los niveles sean los correctos. La idea de guardar todo en tarjetas y de revisarlas cuando regreso resulta casi obsoleta ante todas las ventajas de lo digital".

G-Team page Vincent Laforet 1200x1200
G-Team page Vincent Laforet 1200x1200 image3
G-Team page Vincent Laforet 1200x1200 image4
G-Team page Vincent Laforet 1200x1200 image2

"No podemos arriesgarnos a tener un trabajo comercial en una billetera, guardado en un puñado de tarjetas flash. ¿Cómo podría explicarle a un cliente que acaba de perder una sesión de USD 600 000 porque alguien perdió su billetera? Es por eso que revisamos los archivos de datos a medida que progresamos en el set.".

Mientras está en el set, Laforet usa discos G-DRIVE ev RaW que descargan la información directamente a un dispositivo G-SPEED® Shuttle con Thunderbolt™ 3. Al contar con cuatro bahías del disco (que soportan hasta 56 TB) por unidad, el dispositivo G-SPEED Shuttle puede alcanzar un rendimiento de escritura de hasta 765 Mbps en una configuración RAID 5. Esto aumenta a 1020 Mbps en un RAID 0. Entonces, incluso cuando una asombrosa carga por minuto de 6 GB produce un flujo de rendimiento de 100 Mbps, G-SPEED Shuttle puede soportarlo sin problemas. Los sistemas de almacenamiento más lentos simplemente se detienen cuando debemos desplazarnos en la línea de tiempo de una grabación en 5K.

Actualmente, Laforet tiene aproximadamente 320 TB de datos en su oficina y ha desarrollado un sistema escalonado para migrar aquellos archivos que no utiliza frecuentemente desde medios en línea (almacenamiento RAID) a medios sin conexión (cinta LTO). Conserva una copia de seguridad en una cinta LTO en la costa oeste y en otra en la costa este, solo para ser un poco más cauteloso. A su vez, guarda una copia de su Dropbox en la nube y en G-RAIDS en ambas costas. Además, cuando Laforet necesita enviar proyectos a sus clientes, utiliza un gran número de discos G-DRIVE mobile USB-C.

"De hecho, necesitamos un sistema de registro para hacer un seguimiento de estos discos, porque de otra forma suelen desaparecer", dice Laforet con una risa incómoda. "Los clientes suelen regresarme los dispositivos de almacenamiento seis meses después del trabajo".

Los resultados

En este tipo de perfiles de caso, puede resultar más dramático mostrar un problema y su resolución. Sin embargo, en el caso de Vincent Laforet, no hay historias de terror. Él nunca ha tenido una pérdida de datos importante. Nunca borra los datos de una tarjeta hasta que su contenido ya se encuentre en al menos otras dos unidades Jamás se expone a una situación en la que pueda sufrir una emergencia con respecto a la información guardada. Parte de su estrategia implica el uso de discos G-Technology.

"Gracias a G-Technology, jamás he sufrido las pesadillas que otras personas experimentaron con otros productos", comentó. "Lo que más se necesita es confianza. Quieres discos que no fallen. Eso es lo que G-Technology me asegura. He trabajado con muchas otras alternativas en el pasado y he tenido problemas con todas ellas".

La confiabilidad y el buen rendimiento son las bases de la capacidad técnica de Laforet para crecer e innovar en el mundo videográfico actual. El almacenamiento a prueba de errores y rápido como un rayo sigue siendo fundamental en todo lo que hace. Laforet ya tiene sus ojos puestos en los próximos diseños G-Technology y confía en que, cuando su trabajo esté listo para dar el próximo paso, podrá contar con G-Technology.

Los miembros del G-Team son líderes en sus respectivos campos que utilizan los productos G-Technology en sus vidas laborales diarias. Se compensa a los miembros del G-Team por su participación.

Los discos duros externos de G‐Technology funcionan como un elemento dentro de una estrategia general de copia de seguridad. Se recomienda que los usuarios tengan dos o más copias de sus archivos más importantes guardadas o almacenadas en dispositivos diferentes o en servicios en línea.